El actualizarse de los conflictos étnicos y religiosos, las tensiones provocadas por los imponentes flujos migratorios como consecuencia del hambre, de las crisis ambientales, de las guerras, nos comunican la importancia de confrontarse con “el otro” para poder aprender una de las habilidades fundamentales de nuestro futuro inminente: la capacidad de vivir y de relacionarse en una sociedad multiétnica.
No es un simple hacer arte en lugares sociales a recuperar, sino una experiencia que lleva el arte allí donde no suele tener lugar, creando ambientes con un tono y un carácter surrealista, y al mismo tiempo tan real, que dejarán a todos los públicos perplejos y desconcertados.
Es este el proyecto ONDADURTO TALLER que involucra en su tercera edición una comunidad de gitanos rumanos
Un intercambio, un encuentro entre pueblos.